jueves, 4 de enero de 2018

DOS TEXTOS PARA UN MISMO CANTO



in memoriam Dña. Mireya


UNO


I

Desde el laberinto
de la incredulidad
veo
una Navidad extraña, y
dentro
en un lejano pasillo
una mujer entubada; más allá,
su nieta,
que muy triste
en el box de una Uci
muy lejana
la asiste, llora, y afuera, nieva,
entonces, vislumbro
la ciudad envuelta en
risas, bares y copas, calor
y dicha mentirosa, postureo,
alacranes y bichos posando
ante flashes de celulares.
Mi escepticismo aumenta.

II

Nieva todavía
en esta navideña y extraña ciudad;
aunque espero que
en tres días o antes,
cese
el dolor de la nieta,
y que su dios
remedie
el sufrimiento de los hospitales,
el de las nietas, los hijos,
y todas aquellas criaturas
del amor.



DOS


Por eso quizás, el  amor, la muerte y la naturaleza son caprichosos. Estos tres elementos vitales tan cotidianos aparecen y desaparecen a su libre albedrío, me asaltan las tres cruciales palabras estos días ridículos y sin sentido, días de felicidad condicionada que vivimos en unos tiempos de oprobio, desverguenza y abundancia.
No entiendo aún por qué una mujer anciana muere abrasada en un ridículo accidente domestico y el mundo no se detenga; tan solo para unos pocos, se acabó la vida, lo que eran risas, felicidad, postverdad y festejos, se los llevó el infierno de aquellos diez minutos.
Ahora solo les resta a sus seres queridos el perverso recuerdo de una felicidad casi irrecuperable, una felicidad que solo la traerá un viento lejano con su hojarasca de oro de araguaney.






viernes, 29 de diciembre de 2017


LA NAVIDAD DEL POETA


El poeta Luis Chacón, era tan buen amante de los libros, que guardaba todos sus ahorros dentro de esos maravillosos objetos, los mismos que iba colocando con pulcro orden en las estanterías de su despacho. El día de Navidad, mientras el vate tomaba unas copas por los tugurios más sombríos de la bella y olvidada ciudad de Recuerdo, unos desalmados ladrones, asaltaron su casa, dejándolo todo hecho un solar; lo único que quedó intacto fueron las estanterías donde reposaban los libros, y el dinero, claro, dentro de estos fantásticos objetos.

martes, 19 de diciembre de 2017

CANTABELLA EN CLÍNICA GALENA

Es la primera vez, en su dilatada trayectoria artística, que la artista plástica Carmen Cantabella expone su obra fuera de los circuitos artísticos más tradicionales: galerías, museos u otros espacios de este formato. Efectivamente, el pasado viernes 15 de Diciembre, ante un numerosísimo público, la prestigiosa artista murciana inauguraba una exposición retrospectiva de su obra, una treintena de cuadros de diferentes series colgaban de las esplendorosas paredes de la Clínica Galena de Murcia, un prestigioso centro de estética, sito en la calle Ceballos del centro de la ciudad del Segura, un centro gobernado bajo la sabia y resuelta batuta de Elena Molina. El acto estuvo presentado por la directora del centro, el escritor y poeta Pascual García y la propia pintora carmelitana.
Esta exposición, “Duelo en el paraíso”, cuyo montaje ha corrido a cargo del galerista Javier Cerezo, director de Galería Babel, y que se podrá ver hasta el 7 de enero, está dividida en tres partes que se dejan ver en cada una de las plantas del magnífico edificio otrora Palacio, en cada sección se destacan las obras más clásicas, la parte pop, y el juguetón, colorista y travieso TNT; un compendio que realza la ocasión de volver a ver en Murcia a una de sus artistas más destacadas.
Por tanto, una oportunidad de lujo para vislumbrar está exposición, una obra que jamás deja indiferente a sus visitantes, en un centro de privilegio que estos días no sólo los clientes del lugar saldrán más guapos por fuera sino que también podrán salir más bellos por dentro gracias a esta magnífica retrospectiva artística de Cantabella.



domingo, 10 de diciembre de 2017

MIRLOS BLANCOS

(Lezama Lima en la Habana)



A José Lezama Lima,
         después de leer su delicioso
                    libro de breves ensayos: La Habana




Exploro incansablemente en lo sencillo de ti, indago con pulcritud en ciertas palabras que exhalan sus labios, y que voy eligiendo, aprehendiendo; encontrando así a cada sílaba, el amor de Lamia, la imagen poética suya de la Habana...


viernes, 8 de diciembre de 2017


¿TAN MAL HUELE EL SUR DE MURCIA?

Aún con la cuidad dormida, el caminante (yo en este caso) advierte que el nuevo día de diciembre va a ser a pesar del frío intenso, esplendoroso, radiante, lleno de color y olores. El caminante además sabe por su experiencia de otras muchas ciudades visitadas y recorridas que no existen dos ciudades iguales, por supuesto, la suya nada se parece a otras, pero sí que en ella hay dos partes bien distintas penosamente, pues nada mas atravesar el Puente Viejo se aventura una ciudad nueva, una ciudad que deja atrás con mucha diferencia a la andada en su punto de partida, una ciudad, aquella, derrotada por el descuido y la dejadez de sus gobernantes. Los turistas marcan este día la diferencia de lo dicho anteriormente, pues el caminante no ha visto ni uno tan siquiera, solo los que salen despistados de los hoteles baratos del otro lado, por ello, la plaza de la catedral está  atiborraba de curiosos turistas que todo lo quieren ver y conocer a pesar que la oficina de turismo, pegada al lugar, está cerrada como siempre, ellos son autosuficientes con sus guías nativos, sus descripciones en otros idiomas, realzan los ecos de la plaza majestuosa . Ahora es cuando el caminante, buen conocedor y amante de Murcia, se hace la pregunta: ¿tan mal huele la ciudad en la parte sur?, ¿por qué esa diferencia injusta e inaceptable? Entonces, atravesando la arteria principal, el casco antiguo, sale de dudas, pues se abre una ciudad majestuosa, cuidada, lavada incluso, por máquinas que no cesan de pasar sus rodillos, barrenderas y barrenderos apuestos y eficaces que todo lo limpian, devolviendole el lustre. Defraudado una vez más el caminante vuelve  vencido por el desánimo de entender que hay dos ciudades en una, una urbe partida por un río, por el desastre del asunto del soterramiento, por los barrios llenos aún de basuras, contenedores tirados por el suelo, bares destartalados, mendigos que buscan en los tachos de la basura, inmigrantes que calientan sus coches con el grado de polución que ello conlleva, y sobre todo el caminante advierte ya en el portal de su edificio, esos olores, la espesa capa de humo, de bruma discriminatoria que siempre ha diferenciado desgraciadamente a los ciudadanos del norte con los del sur, una diferencia que siempre han procurado los poderosos,  los gobernantes de las ciudades desde la noche de los tiempos y que no hay manera de acortar a pesar del progreso, el avance de las tecnologías, los discursos filosóficos y los variados tratados postmodernos sobre el individuo.



lunes, 4 de diciembre de 2017

TODO SOBRE MI LIBRO


                         A todos aquellos y aquellas que
                           con ganas de comer hacen ascos




Cualquier día de estos publico un libro y lo presento, además, lo voy a presentar unas diez o doce veces, aunque yo no soy vanidoso me apetece presentarlo tantas veces para que y sobre todo, aunque se hable de mí a todas horas y en todos los lugares, seguir siendo una persona anónima, pues nada me interesa la fama, ni los premios, ni tan siquiera me importan los derechos de autor. Estoy buscando lugares, sitios discretos para presentar mi libro, aunque no quiero ser mundialmente famoso, ni dar conferencias, y menos aún, recitar mis maravillosos textos, vendría bien presentarlo en la Chocolateria Valor, en el Hotel Ritz o en La Casa de América, también en el Palacio de la Moncloa o en La Plaza de las Flores, serían buenos lugares, además he pensado presentarlo en casa de mi tía Lola, que es muy buena tertuliana y buena gente o en el huerto de mi tío Paco aprovechando la nueva cosecha invernal de las habas, lo importante es hacer ruido. Hay tantos sitios en los que, (aunque no me apetezca, ya hablé de mi poco egotismo y escasa vanidad), puedo presentar mi libro..., eso sí, que no vayan a la presentación de mi libro, ni radio, prensa o televisión, últimamente están muy manipulados los medios por el enemigo...



(Imagen del literario Café Tortoni de Buenos Aires)



viernes, 1 de diciembre de 2017

MIRLOS BLANCOS


Prólogo


(Los mirlos, normalmente son de plumaje negro, los mirlos blancos son una rareza en esa especie, también es una rareza que yo escriba estos textos que llamaré MIRLOS BLANCOS: pensamientos, reflexiones, impresiones o breves apuntes, que en muchas ocasiones parecerán no tener mucho que ver con lo escrito por mí anteriormente).





1

El reflejo de los charcos colorados de la matanza de la mezquita de Al Rawdah, en Egipto, parece no haber deslumbrado los ojos de Occidente.