martes, 27 de junio de 2017

Sr. Ballesta, Alcalde de Murcia:

Parece ser que no va a decir ni hacer nada, que no se va a pronunciar ni públicamente ni en privado, con respecto al drama laboral que están viviendo los seis trabajadores del Museo Ramón Gaya de Murcia, que llevan cinco meses sin cobrar su salario, algo que me parece lamentable.
Quizá no sepa nada al respecto, no me extrañaría en absoluto, los ciudadanos estamos sintiendo constantemente la sordera de algunos políticos y gobernantes cuando se les pregunta, cosa que parece que les molesta. Bien, yo le informo: el lunes veintiséis de Junio le enviaron un correo electrónico los referidos empleados, y aún no ha contestado: por lo menos los trabajadores creo que lo merecen, conteste, por favor, y diga lo que va a hacer su Ayuntamiento con el Museo. Si la cosa no fuese por el lado del Ayuntamiento, usted es presidente del Patronato que rige dicho centro, entonces, dígalo por este otro lado. Diga algo señor alcalde, diga algo... Están, señor Alcalde, seis personas viviendo una situación insostenible, póngase un poco en lugar del otro, en el lugar de los trabajadores, sea empático, como se dice ahora, y si solo habla en los plenos y medios de comunicación ante hacia cierta ciudadanía, hágalo señor alcalde. También le informo que hay una trabajadora del Gaya que ha tenido que tomar la baja, dada la situación que está viviendo, permítame que no entre en más detalles.


No entiendo mucho de política, digo, de gestiones políticas, no es lo mío, pero creo que a ustedes, los gobernantes, les paga el pueblo, los ciudadanos, y el asunto es lo suficientemente importante, y lo merece; no debe ser tan difícil arreglar la situación, creo, pues estamos hablando de seis trabajadores, que sustentan un museo extraordinariamente orquestado por D. Manuel Fernández Delgado, un personal que da el do de pecho siempre, y conducen y gestionan la obra de uno de los pintores más importantes que ha dado España en el siglo XX, además de un grandísimo escritor y poeta, que forma parte de la prestigiosa Generación del 27.


Le sigo informando: el pasado jueves coordiné la Concentración 6 X 5, en favor de los empleados del Museo Ramón Gaya de Murcia, en la cual, una gran cantidad de personas, no sé cuántas, pero muchas, muchísimas, dieron su apoyo a estos seis trabajadores ejemplares y había en el ambiente un gran sentimiento humano de solidaridad con ellos, que nada tiene que ver con lo político; estamos hablando de humanidad, sr. Alcalde, una humanidad que parece que está desapareciendo de las sociedades modernas en virtud de no sé qué valores. Además, últimamente veo, contrasto, que están desde el Ayuntamiento potenciando la ciudad de Murcia con flores para los jardines, estandartes para el Corpus Cristi, libros y folletos sobre actividades impostadas de cara a la galería, y que no son tan necesarias, según mi humilde criterio, como los temas humanos, que tocan el corazón de las personas, es decir de los ciudadanos.

Finalmente le informo que si en un par de días no existiera ninguna manifestación o declaraciones por su parte, estoy coordinando ya otro movimiento social, éste un poco más avanzado, en donde los ciudadanos de Murcia espero que vuelvan a decir lo injusto de esta situación, y lo importante que es el Museo Ramón Gaya para Murcia, España, para Europa, y para que con centros así las ciudades modernas avancen cultural y socialmente.

Esto es todo, de momento, no creo que sean necesarias más palabras, pues si algo sobra aquí son palabras, señor Alcalde, se necesitan hechos para desbloquear una situación que sus conciudadanos también la consideran injusta e inhumana, y nada le digo de los empleados del Museo que están al borde del quebranto emocional y físico.


Espero, los trabajadores del Gaya esperan su respuesta.


Un saludo:

José Cantabella








viernes, 23 de junio de 2017

SOBRE LOS TRABAJADORES DEL GAYA



Después del gran éxito de la Concentración 6 X 5 celebrada ayer en las puertas del Museo Ramón Gaya de Murcia, me gustaría agradecer a todos los asistentes al acto y a los que no pudieron hacerlo, a éstos últimos comunicarles que pueden pasar cuando lo deseen a firmar el Manifiesto redactado para esta penosa situación que viven los 6 trabajadores del Centro. También agradecer la ingente labor de los diferentes medios de comunicación de la Región de Murcia, muy implicados en el asunto.
Además, os informo que los trabajadores del Gaya van a pedir ya una reunión urgente con el Sr. Ballesta, ya que el alcalde de la ciudad de Murcia es la piedra angular, y curiosamente, presidente del patronato que rige el Museo, cosa que debe de servir muy positivamente para que tenga más fuerza en ambas partes: Patronato y Ayuntamiento, partes que se deben de entender para solucionar la gran injusticia que impregna este desagradable asunto; no olvidemos que además, el otro perjudicado es D. Ramón Gaya, Premio Velázquez, gran escritor y miembro histórico de la Generación del 27 y uno de los grandes representantes españoles del exilio después de la Guerra Civil Española.

Esperamos esa reunión urgente con el Sr. Ballesta.

Gracias a Todos.

José Cantabella





(Foto del periódico La Opinion de Murcia. Plaza de Santa Catalina. Ayer en la Concentración 6 X 5)


jueves, 8 de junio de 2017

MANIFIESTO A FAVOR DE LOS TRABAJADORES Y DEL MUSEO RAMÓN GAYA DE MURCIA ANTE LA PROBLEMÁTICA QUE AQUÍ SE EXPONE:


De nuevo se está cometiendo una injusticia cultural en la ciudad de Murcia: los trabajadores del prestigioso Museo Ramón Gaya de Murcia llevan cinco meses sin cobrar y el dudoso futuro del museo. Dos circunstancias trágicas en una problemática que da a entender que las diversas partes en litigio no encuentran el modo de solucionar dicho atropello.
Dos aspectos son básicos en la problemática que nos ocupa: un aspecto, que toca directamente a los trabajadores, gentes muy profesionales que se ven cada día más amenazados por su desprotección laboral y que necesitan inminentemente cobrar sus salarios, y por otro lado la obra del genial pintor murciano, Ramón Gaya, y el museo que se creó en su honor; y lo que esto supone de menosprecio a su maravillosa labor como creador universal, primer Premio Velázquez otorgado por el Gobierno de España, entre otros reconocimientos.
La problemática está ahí, y es bien conocida por las partes: Ayuntamiento de Murcia, el Patronato que rige el museo y la plantilla de trabajadores. La solución la deben de encontrar las partes, y básicamente las instituciones competentes, pero debe ser lo antes posible y de la mejor manera, en beneficio de los trabajadores y del prestigioso Museo Ramón Gaya de Murcia.




LOS AQUÍ FIRMANTES: CIUDADANOS, INTELECTUALES, GENTES EN DEFINITIVA, CON CONCIENCIA CULTURAL Y SOCIAL, DECLARAN SU APOYO PARA SOLUCIONAR EL PROBLEMA DE LA MEJOR MANERA Y LO ANTES POSIBLE:

(Para adherirse a esta causa las personas interesadas deben de dirigirse al correo:  josecantabella@gmx.es.






 

miércoles, 31 de mayo de 2017

MARIPOSAS

Hay gente que va por la vida cazando mariposas para sus bestiarios particulares, luego de clavarles un alfiler y adornar las paredes del olvido, las abandonan para siempre. Gentes miserables, desagradecidas.

(Mariposa. Oleo sobre tela. Valeria Hevia)



miércoles, 10 de mayo de 2017


SABIOS



A aquellos que siempre me acompañan


I

Luego están aquellos
que siempre tienen razón,
y, que no se equivocan nunca;
los mismos
que todo lo hacen perfecto,
es decir, gentes
políticamente correctas 
con las que no confieso,
y, además,
son más listos que nadie, 
han leído más que nadie,
saben de supermercados más que nadie,
conducen como nadie,
compran como nadie,
y así, etcéteramente plenos:
conocedores de todo, y de todos:
inmortales, seres perfectos,
que andan pregonando, cantando
por las veredas del saber
las cinco verdades de lo mucho que saben,
mujeres y hombres sabios
que se doctoran siempre en grupo,
corro, cuadrilla, peña,
congregación o fracción,
pero siempre únicos e imprescindibles.

II

Ay qué pena de mí, que ya
poco salgo, y poco sé;
soy ya sólo un hombre humilde
cegado por la luz del amor
que constituye
todo mi conocimiento;
un individuo sólo que ama
a sus amigos verdaderos, a sus dioses:
un hombre imperfecto.


(El autor, caminando por un laberinto eraltiano. Foto de Carmen Cantabella)


sábado, 6 de mayo de 2017

'ASESINANDO PALABRAS'



'Asesinando palabras', desde luego que es un juego, pero un juego muy serio, un ceremonial moral compartido con las personas que merecen la pena, y que andan de aquí para allá por los rincones del día, de la amistad, de la costumbre, de lo cotidiano; personas cercanas a lo afable, a lo íntimo y amoroso, a lo verdadero; por tanto durante un tiempo asesinaré algunas palabras que aunque aceptadas por los moribundos diccionarios, deberían de estar ya prohibidas. Para empezar quiero referirme a una palabra terrible, esa palabra que desde hoy mismo debería botarse del diccionario por crear tanta división afectiva, una palabra de siete letras dañina, opresora, pecado capital, siete sílabas tatuadas en demasiados seres humanos. Hoy asesino una palabra que quiero olvidar para siempre:


ENVIDIA


(Giotto. La envidia).


lunes, 1 de mayo de 2017

BELUGA (ÁRTICO II)



Qué pensabas, insensata, acaso
creías que tú, beluga arrogante,
por ser un cetáceo voluminoso
de voraz bocado,
que yo iba
a quedar varado, asustado, a tus pies,
después del daño
acaecido; imaginabas que estaría dispuesto
a esperarte ciegamente,
embelesado por tus caprichos,
vanidosa especie determinada eres.
Pensabas que tú, beluga
de música falsa e imaginaria,
me atraparías con tus mentiras;
qué va, parece mentira
que después del corto
pero largo tiempo juntos
nada me conocieras.
Te equivocaste conmigo, beluga,
yo no soy un cetáceo como tú,
dependiente y engreído,
acaso sí, un romántico, como aquel
nativo ruso sin cautiverio,
capaz de acabar alimentándome solo,
si me apuras, pasar a la Lista Roja,
y vivir comiendo
belugas vanidosas como tú.

(Una beluga en La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Oceonográfico).